Emprendedores y pymes, vanguardia de la #REDvolución

Las tecnologías que están cambiando el mundo

El jueves y viernes pasados se celebró en Málaga el EmTech Spain 2012. No pude asistir, pero un amigo y colaborador, Antonio Hermoso, estuvo allí y nos cuenta lo que vio. Antonio es un joven emprendedor turístico que ha puesto en marcha Rutare, un innovador portal que da acceso a miniguías de viaje gratuitas de pueblos de Andalucía con una completa información sobre alojamientos, visitas, gastronomía y todo lo que un viajero necesita cuando diseña su estancia en un destino rural.

Antonio Hermoso en el EmtechSpain 2o12

La ciudad de Málaga ha sido la sede por segunda vez de EmTech, la conferencia más importante del mundo sobre tecnologías emergentes, organizada por la revista ‘Technology Review’, del Institiuto Tecnológico de Massachusstts. Durante dos días se habló de las smarts cities, emprendimiento, innovación y, sobre todo, de las tecnologías que están cambiando el mundo y seguirán haciéndolo a un ritmo vertiginoso durante los próximos años. Tal y como dijo Tim Harper, fundador de científica.com, acudir a un evento de tal magnitud es una buena manera de ser creativos ya que durante el mismo te expones a ideas con las que habitualmente no te toparías en un día normal de tu vida, incluso estando dentro del mundo emprendedor.

La crisis agudiza el ingenio y lanzarse a emprender es sinónimo de aprendizaje, y, sobre todo, de participación activa en el cambio, en la gran revolución. El problema que siempre hemos tenido los españoles es la costumbre de no querer crear una empresa grande, pero eso está cambiando con ejemplos de ambición ‘made in Spain’ como el proyecto presentado por Joaquín Cuenca con Tumbrl.ir y los candidatos a TR35 Spain 2012, del que ha salido ganador David Gascón, de Libelium.

Evan Henshaw Plath, cofundador de Twitter, una empresa que estuvo a punto de desaparecer y que consiguió el éxito después de tres años de fracasos, lo dejaba claro: “Si tienes una idea, pregúntate lo siguiente: ¿Soluciona un problema a la gente?. Si la respuesta es sí, sácate el visado de turista, pasa esos tres meses en Silcon Valley, absorve toda la energía que hay allí, vuelve a casa y comienza a crear.

Pero, ¿de dónde sacamos el dinero?. Juan Carlos Ureta, presidente del IEAF, lo decía de forma tajante: “los bancos no están pensados para las startups”. Por desgracia es así y contradice todos los mensajes que nos llegan en los últimos tiempos por parte de los bancos anunciando programas de apoyo y líneas de financiación a emprendedores y startups. También comentaba Ureta que la innovación tiene muchos enemigos y que la tecnología está cambiando el mundo pero los mercados financieros parecen no querer creérselo.

Por todo esto queda claro, que si quieres crecer y tienes ambición, el mejor consejo es acudir a capital privado. Paloma Cabello, miembro del Consejo Asesor del MIT Enterprise Forum Global se encargaba de “humanizar” a estos entes tan preciados por lo emprendedores: “no somos lobos, queremos ser vuestros socios”. Durante la charla-debate de varios de los inversores más importantes a nivel mundial presentes en el evento, éstos aconsejaban que como emprendedores no debemos obsesionarnos con los números si no con la innovación y con formar un gran equipo.

Pero claro, el reto de todo gran emprendedor del siglo XXI debe ser emprender a un coste energético y económico reducido, decía Rahul Puri, director general de innovación y desarrollo de Prisa Digital. Y al hilo de esto, una de las frases más inquietantes ha fue la escuchada de Juan Ignacio de Canales, vicepresidente de Acciona, comentando que si seguimos con la progresión actual de gasto energético, en 2050 necesitaremos 2,3 veces los recursos de la Tierra.

Por lo tanto, la solución no es otra que la apuesta clara por conseguir smarts cities, ya que las ciudades inteligentes implican ciudadanos inteligente y, a su vez, INNOVACIÓN en mayúsculas, aseguraba Juan Mulet de Cotech.

Javier García Martínez, cofundador de Rive Technology, dejó claro que por desgracia muchas veces tener una idea innovadora no es suficiente, es esencial que exista un ecosistema emprendedor en el lugar en el que estas emprendiendo y eso es lo que persigue el concepto de ciudad inteligente. “¿En qué consiste este ecosistema ideal. Hacen falta buenas infraestructuras, servicios, capital humano, capital financiero, una regulación positiva, instituciones educativas de primer nivel, algunos casos de éxito y una cultura positiva”.

No es nada nuevo decir que las reglas del juego han cambiado, que vivimos la mayor de las revoluciones desde que existe vida en la Tierra. Claro ejemplo es el dato que dio Elisa Martín, directora de tecnología e innovación en IBM España, “en las dos próximas horas se creará información a la generada en el mundo desde su inicio hasta 2003”. Esto ya es una realidad, internet mueve el mundo y lo seguirá haciendo, todo estará conectado a internet, eso no es cuestionable, la pregunta es cuándo.

Durante su intervención, Rahaf Harfoush, directora del libro Archi Tects y una de las artífices del éxito de las campañas de Barack Obama, aseguraba que la revolución tecnológica que vivimos está haciendo posible que el poder de los individuos para crear un cambio global sea brutal y que no tiene precedentes.

Otra de las preguntas que se contestó fue la de quiénes serán los que tomen las riendas de esta revolución. Definitivamente las grandes empresas no, ya que no pueden innovar con tanta rapidez, debido en gran parte a su rigidez. Por lo tanto serán los miles y miles de emprendedores y pymes quienes jugarán un papel esencial en el cambio.

Tomo nota…

Algunas frases de los ponentes:

“La gran idea inicial raramente existe”  Evan Enshaw, cofundador de Twitter

“Hemos terminado la era de la programación y estamos entrando en la era cognitiva” Elisa, directora de tecnología e innovación de IBM España

“La colaboración es la llave para la innovación” Danny Gal Hub Tel Aviv

“La red tiene más poder que la suma de la gente que la forman” Esteban Moro, profesor de Matemáticas de la Universidad Carlos III