Linkedin llega a los 200 millones de usuarios

Linkedin alcanza los 200 millones de usuarios

Linkedin alcanza los 200 millones de usuarios

Linkedin, la gran red social de los profesionales del mundo, alcanzó esta semana los 200 millones de usuarios, según anunció esta semana en su blog corporativo. Cada dos segundos, una persona se da de alta en esta plataforma global de profesionales, directivos y empresarios. Su presencia en el mundo económico y del poder financiero se deja ver en las grandes cifras de usuarios por países. Está más implantada en el mundo anglosajón y los países que empiezan a descollar como economías emergentes. Fundada y lanzada en Estados Unidos en 2013, sigue siendo este país el que le aporta un mayor número de internautas con 74 millones, pero le siguen las nuevas potencias India y Brasil con 18 y 11 millones de personas inscritas. El propio Brasil junto a China encabeza el crecimiento más rápido en inscripciones desde móviles. Otro dato que llama la atención en la progresión de esta red social es que los países donde crece de forma más rápida son Indonesia, Turkia y Colombia, todos ellos economías en constante expansión.

La fotografía de los sectores que aportan más presencia a Linkedin nos presenta un panorama liderado por universidades y empresas de servicios financieros, tecnológicos, informáticos y telecomunicaciones. En España, donde hace tiempo rebasó el millón de componentes, se aprecia un crecimiento importante desde los sectores citados a empresas de todo tipo con un gran peso del sector servicios.

Cuando me di de alta en esta plataforma global en octubre de 2009, predominaban los profesionales relacionados con las nuevas tecnologías y el marketing residentes en las grandes áreas de Madrid y Barcelona. Era difícil encontrar a gente de mi ciudad, Málaga, salvo profesionales exploradores de estos mundos en la red y contadas empresas, sobre todo asentadas en el Parque Tecnologico de Andalucía (PTA). Hoy se ha extendido la importancia de estar en Linkedin para directivos, profesionales y empresas porque se ha convertido en un enorme escaparate profesional donde la gente puede exponer su formación, experiencia y habilidades, además de encontrar oportunidades de empleo o negocio. La expansión ha alcanzado a Andalucía y a Málaga.

A mi juicio, el enfoque ‘gated-access’, consistente en una autorización previa del usuario o de un contacto de este para ser incluido en la red de alguien ha contribuido a generar confianza entre los usuarios. En Linkedin sabes que la gente está por razones profesionales, no de ocio o pura curiosidad de saber sobre la vida de los demás y eso hace que se convierta en un buen sitio para encontrar oportunidades.

Si quieres sacarle el máximo partido a esta plataforma tienes que dedicarle tiempo y trabajar para ver los frutos. Por contra, si te limitas a publicar tu perfil como si fuera un tablón de anuncios donde colgar tu curriculum, no evolucionaras en la construcción de tu red de contactos que es de lo que se trata.  En este post expliqué los 10 pasos para construir una red real de contactos.

Si gestionas los perfiles de una empresa o tienes tu propia compañía, deberás incluir tu presencia en Linkedin en tu plan de marketing online, que a su vez tiene que estar íntimamente conectado a los objetivos estratégicos generales. No hay que estar en las redes sociales por estar y será necesario antes saber que usos le vas a dar en función de lo que te puede aportar cada una de ellas. Te doy 10 razones para que tu empresa esté en las redes sociales.

Por contra un aspecto negativo que he detectado, probablemente auspiciado por el crecimiento de la red y de mi red de contactos que ahora es mucho mayor, es la entrada de personas y empresas que se dedican a bombardear con su ‘spamm’. Como Linkedin no es un para vender productos directamente, no me interesa la publicidad directa de cursos de formación o los descuentos en tratamientos dentales que algunos se empeñan en enviarme utilizando el correo interno para envios masivos. Usan la red social para el e-mail marketing en vez de emplearla para relacionarse, debatir o aprender de gente que sabe mucho de lo suyo.