Cómo filtrar quien contacta conmigo en Facebook

Cómo filtrar a la gente en Facebook

La red social Facebook ha supuesto una revolución en las relaciones entre personas en los últimos años al superar las barreras geográficas y de tiempos con nuestros compañeros, amigos y familiares. Muchos de nosotros hemos retomado relaciones casi olvidadas en el tiempo o estrechado lazos con ‘amigos de amigos’ o personas de un segundo círculo. La propia filosofía de la red y sus herramientas de publicar textos o etiquetar fotos en los muros de otros, favorece la relación con un número cada vez mayor de personas. Sin embargo, esa facilidad de conexión y el crecimiento masivo ha provocado que muchos confundan su uso y utilicen los perfiles de personas y empresas para vender a toda costa sus productos, hablar de cuestiones que no tienen relación ninguna con el espacio donde están o molestar a otras personas. Podemos hacer frente a todas esas invasiones de nuestro espacio o situaciones de acoso, tanto en el ámbito personal como en el profesional, donde, por cierto, el uso de Facebook es muy inferior al de otras redes.

¿Cómo evito contactos indeseados?

Esta es una opción a tener en cuenta cuando abres un perfil personal o una página de empresa. Vas a la barra superior, pinchas en el asterisco y a continuación en el apartado ‘Configuración de herramientas y privacidad’. Debes tener muy claro quien quieres que se ponga en contacto contigo para luego decidir de quien filtras de forma predeterminada los mensajes de entrada.

La red te ofrece dos opciones:

1) Filtro básico. Solo ves mensajes de los amigos y personas que quizás conozcas.

2) Filtro estricto. Ves los mensajes de la mayoría de tus amigos y de otras personas que selecciones en el apartado ‘otros’ de la bandeja de entrada.

Además, en función de la mayor o menos privacidad que quieras establecer, tienes la oportunidad de filtrar quien ve tu teléfono y dirección de correo y, por lo tanto, se comunica por esos canales contigo. Puede ser que tu comercio o empresa esté interesado en llegar al mayor número posibles de personas para que conozcan un nuevo servicio y dejes esa opción abierta, pero también se dan casos de empresas que tienen esos canales abiertos a todo el mundo y reciben en ellos numerosos currículos cuando no tienen proceso de selección abierto o cuando utilizan otros sitios para recibir las demandas de empleo con lo cual un canal de marketing se convierte en un sitio problemático y que crear dobles procesos de trabajo.

¿Cómo bloqueo a alguien?

Para bloquear a alguien:

  1. Haz clic en , en la parte superior derecha de cualquier página de Facebook.
  2. Haz clic en ¿Cómo evito que alguien me siga molestando?
  3. Escribe el nombre o la dirección de correo electrónico de la persona que deseas bloquear y haz clic en Bloquear.
  4. Si ingresaste un nombre, selecciona la persona específica que deseas bloquear en la lista que aparece.

El usuario no recibirá notificación alguna del bloqueo.

Si no puedes encontrar a alguien con este método, intenta ir a la biografía de la persona y seleccionar Reportar/bloquear a esta persona en el menú desplegable .

Si sigues sin encontrar a la persona que quieres bloquear, es posible que ya no utilice Facebook o que tenga una configuración de privacidad restringida. Además del bloqueo, puedes controlar el público de las cosas que compartes.

Prueba la opción que mas te interese hasta minimizar o eliminar ese ruido molesto que se ha creado a tu alrededor. Espero que os sean útiles estas pistas y que os sirvan para localizar las funciones sobre privacidad en Facebook. Este blogger descansa durante el mes de agosto para regresar en septiembre con las fuerzas renovadas y algunos cambios.

Cómo quitarte de encima a todos los pesados de Facebook

Cómo eliminar el spam y los comentarios incorrectos

Hoy quiero compartir con vosotros diferentes forma que nos ofrece la red social Facebook para gestionar usuarios inconvenientes o mensajes comerciales que no tienen ninguna relación con vuestras páginas, ya sean de empresa, personales o los grupos. Llevo cuatro años trabajando de forma intensiva en las redes sociales y, como soy una persona tolerante, generalmente he prestado poca atención a las normas de privacidad de la red social. Me he conformado con abrir perfiles públicos, gestionar mediante el diálogo tensiones que pudieran surgir y borrar directamente algún mensaje comercial insistente.

Pero los tiempos cambian. Conforme la presencia en redes sociales de personas, asociaciones, empresas y grupos de todo tipo se ha generalizado, aumenta el número de usuarios spam o gente que le das la mano y se toma el codo. A continuación te muestro las posibilidades que Mr. Zuckenberg nos ofrece si queremos gestionar la visibilidad o la eliminación de comentarios tanto de amigos en los perfiles personales y grupos como fans en las páginas de empresa.

Fanpage. Ve a la parte derecha del timeline, donde aparece ‘publicaciones recientes de otras personas’, pincha en ‘ver todos’ y se abrirán las siguientes posibilidades:

1) Por defecto. Las publicaciones de los fans se publicarán siempre

2) Destacado. Si marcas ahí el post de un fan porque lo ves interesante se colocará inmediatamente el primero. Esto es aconsejable en los casos de fans que recomiendan los productos de tu empresa a otros fans en público. Por ejemplo, es útil para un resaltar los platos favoritos de los seguidores de un restaurante.

3) Visible. El comentario aparecerá en el lugar que corresponda por el orden cronológico de publicación.

4) Historia oculta de la página. Es opción te permite ocultar el comentario del muro, aunque no eliminarlo.

5) Eliminar. Recomendable cuando el comentario es insultante o incita a la violencia, el racismo, el fraude o la pornografía. Esto son ideas generales, puedes eliminar, lógicamente lo que no te interese para tu empresa. Por ejemplo, ese proveedor que no conoces de nada y el primer contacto que tiene contigo es colocar su oferta de servicios en tu página. Sin duda, una invasión.

Perfil personal. Hay cuatro opciones para gestionar la visibilidad a las que accedes cuando tienes el perfil abierto a que todos los amigos publiquen, marcando la x en la parte derecha del comentario. Estas son las opciones:

1) Destacar. Es una buena manera de incentivar o premiar un buen comentario, una frase que aporta algo en un debate o en la exposición de un producto o servicio. Señalo esto porque son muchas las empresas que complementan el perfil de la compañía con uno personal que suele utilizarse para atraer amigos y convertir estos en fans.

2) Ocultar de la bio. Puedes ocultar el comentario del muro, pero no se borrará

3) Denunciar o eliminar. En este apartado, Facebook ofrece muchas posibilidades y recoge más información para su banco de datos. Si marcas ese apartado, te preguntará si si te acosan o acosan a un amigo.  Las posibilidades que tienes son decir que quieres eliminar, que te acosan o acosan a un amigo. La respuesta también puede ser no y, en ese caso, te dan a elegir violencia gráfica, mensaje comercial no deseado o fraudulento, lenguaje o símbolo que incitan al odio y desnudos o pornografía.

Grupo. Los grupos y usuarios suelen emplearse en Facebook para actividades de grupos de amigos, compañeros, clubes deportivos y ONGs. En este caso la fórmula vuelve a ser la de pinchar en la x que aparece en la parte derecha de los comentarios  y saldra el siguiente listado de acciones a ejecutar:

1) Marcar publicación. Te permite dejar fijo en la parte de arriba del timeline ese comentario interesante o algo que merezca la pena resaltar o comunicar a todos los componentes del grupo.

2) Eliminar. Quitas el comentario y te sientes aliviado de tener en el escaparate algo impertinente o que no tiene nada que ver con el tema de debate del grupo.

3) Eliminar publicación y usuario. Con esta función matas dos pájaros de un tiro. Te cargas el mensaje spam y le callas la boca al ‘spameador’. Gestiono un grupo de una ONG y, después de varios episodios, para mí fue un descubrimiento y un alivio eliminar de un plumazo a los que siendo miembros aceptados en el grupo se dedicaban a ofertar la venta de teléfonos móviles.

4) Ocultar publicación del muro, aunque permanecerá accesible. 5) Denunciar o marcar con spam. Señalas este epígrafe y Facebook lo quieta de enmedio al instante. No pregunta ni la hora. Espero que os sean útiles estas recomendaciones fruto de mi experiencia en perfiles de Facebook.

Hay gente que sabe mucho más de esto, pero creo que este post puede servir de guía sobre como actuar en estos casos tan molestos del spam o la gente que piensa que gritando más se le va a hacer más caso en las redes sociales. En el próximo post, ahondaré en otras formas de filtrar y bloquear. ¿Conocéis vosotros otras vosotros otras formas de poner freno a estas situaciones?  

Día de Internet a dos velocidades

Españoles, redes sociales y marketing online

Hoy 17 de mayo celebramos el Día de Internet, una jornada en la que se quiere destacar la importancia de esta gran red global en nuestras vidas. Un total de 17 millones de españoles accedemos a diario a ella para buscar información, participar en redes sociales, gestionar nuestro correo, buscar ofertas y descuentos, hacer compras o leer noticias. Cada cosa en diferente medida. Es mucho mayor la participación en la redes sociales  que el volumen de compras online, donde todavía queda mucho por avanzar. Aunque las cifras trimestrales de comercio online ofrecen un avance constante, buena parte de los españoles son reacios aún a adquirir productos por internet.

Otro factor a anotar en el debe del desarrollo de la Sociedad de la Informción y las Tecnologías en nuestro país son los propios servicios de internet con una cifra de acceso por banda ancha que solo beneficia a una de cada cuatro  personas y llegaremos detrás de países como Francia, República Dominicana y Rumanía a las redes 4G de telefonía móvil pese a ser unos entusiastas usuarios de internet desde los teléfonos. Siete de cada diez móviles disponen de conexión a la red.

También en el campo de las empresas hay mucho terreno por recorrer en los ámbitos de la comunicación y el marketing.  Aunque los sectores relacionados con las Tecnologías de la Informción y la Comunicación (TIC) y los contenidos, con 355.376 y 89.304 puestos de trabajo, han crecido en los últimos años y ganan músculo, da la impresión de que nos movemos en una sociedad a dos velocidades. Tanto en uso y conocimiento de las posibilidades de internet y las redes sociales como en mentalidad. Y me explico. Escuchamos la constante predicación de las bondades de estar en las redes que unos pocos lideraron hace cuatro o cinco años extendiendo el paradgima de la web 2.0, el nuevo modelo de comunicación que supera la comunicación unidreccional de los mass media tradicionales y crea grandes espacios donde se generan conversaciones de comunidades de personas que siguen a equipos de fútbol, marcas o empresas, por poner ejemplos generales. Esta interacción genera grandes opciones para el activismo social y un aumento del poder del consumidor. Este habla de tu marca, de tu empresa, alaba o crítica un producto o servicio, según su experiencia personal, y así lo comunica en las redes sociales. Todo un cambio a tener en cuenta en las compañías, que deben de replantear sus estrategias de comunicación y marketing para acercarse a sus seguidores, escucharles y conversar con ellos con el objetivo de ganar prescriptores. Este es el mantra que recorre cada día internet de esquina a esquina vía blogs, webs y redes sociales.

Por contra, los cambios acelerados no se ven tan rápidos en la mentalidad de directivos y responsables de marketing de amplias capas de los sectores empresariales. Muy lentamente se ha llegado a la cifra actual de un 71% de empresas que tienen web, pero buena parte de ellas ven esta como un simple canal de venta directa donde exponer sus productos. A menudo se confunde la red con un sitio donde se paga para comprar espacios publicitarios al estilo de la prensa en papel. Escuchar al consumidor o comprender que en internet  hay que estar con unos objetivos, unos canales concretos que se adapten a estos y una estrategia a seguir es todavía la asignatura pendiente de muchas compañías. Es ahí donde las dos velocidades muestran sus diferencias. Esta misma semana, he vivido dos ejemplos de primera mano.  Conozco empresas y entidades que usan Twitter para transmitir sus eventos en tiempo real, sacándole partido como medio de comunicación propio al servicio de los internautas y otras que compran banners en los diarios online y exigen a estos que las noticias sobre sus productos sean un calco de sus reclamos publicitarios. Con puntos, comas y artículos. Toda una muestra de ignorancia sobre el mundo el que nos movemos. ¿Cómo afrontarán esos mismos empleados de marketing una crítica en Facebook o Twitter?. ¿Llamarán uno a uno a todos los usuarios del perfil dónde se publica la crítica?.